El sábado 4 de Octubre 2014 la Unión de Diseñadores Gráficos de Buenos Aires participó de la mesa redonda “Asociación de diseñadores en comunicación visual” en el marco del evento TRImarchi DG 2014. La actividad requería inscripción previa; de la misma participaron alrededor de 30 personas contados los representantes de: la AdcvBA (Asociación de Diseñadores en Comunicación Visual de la provincia de Buenos Aires, un colectivo de diseñadores de la ciudad de Mar del Plata y la UDGBA.

Como antecedente es interesante mencionar que la UDGBA estuvo presente en TRImarchi DG en el año 2005, hace casi 10 años.
La mesa se nutrió de un interesante intercambio del que participaron varios diseñadores independientes de Junín, Mar del Plata, Azul, una colega peruana interesada en replicar alguna forma de organización en su país, etc. A partir de las exposiciones de la AdcvBA y de la UDGBA se debatió sobre temas como: los tipos de organización para nuclear a los diseñadores gráficos, el rol del diseñador y su relación con el mercado / las empresas, los concursos de diseño, la interacción con entidades gubernamentales e instituciones educativas, la presupuestación, la necesidad o no de colegiar el diseño gráfico, los derechos de autor, el software libre, la ética profesional, y otros.

Claramente los temas fueron muchos y las posiciones, interesantes y bien fundadas. Ensayando una visión retrospectiva a 9 años de haber abierto este diálogo con los diseñadores de otros espacios, vimos que los tópicos que nos interesan son casi los mismos. La sociedad ha cambiado mucho, el ejercicio de la profesión también; sin embargo hay aspectos de la enseñanza y del ejercicio del diseño que casi no se han modificado o lo vienen haciendo con lentitud. En este último sentido es sumamente enriquecedor compartir las experiencias de colegas que transitan diariamente por los mismos problemas, y no sólo eso: sino que además han encontrado una manera de resolverlos. Celebramos este espíritu de involucrarse para cambiar las cosas y renovamos nuestra intención de hacer una unión de diseñadores que sea participativa; donde haya espacio para la opinión y para la disidencia, y donde el horizonte sea siempre jerarquizar la práctica del diseño gráfico y mejorar el trabajo de quienes lo ejercemos.