Somos…
Dos apasionadas de las letras, de los gestos, de los trazos generados al azar y de los otros, los ajustados ópticamente con un fanatismo exagerado. Somos docentes de alma, con toda la generosidad que eso requiere.

Académicamente formadas en diseño gráfico y posteriormente en caligrafía en Inglaterra e Italia donde nos han presentado a las letras como signos a respetar, despojadas de cualquier decoración que nos distraiga. Aprendimos a observar formas, contraformas, detalles, sutiles curvas, encuentros con ajustes casi imperseptibles pero que hacen una gran diferencia en su funcionamiento.

Somos muy buenas amigas, nos admiramos y respetamos profesionalmente.

Blackboard_01

Performance realizada en el marco de la muestra “RoballosNaab 10 años” en el Centro Cultural España en Buenos Aires. 2013

¿Cuál fue su primer acercamiento a la caligrafía?
La caligrafía en la vida de un diseñador se va cruzando en diferentes momentos, pasa cerca. A algunos nos impacta y en un momento nos atrapa. En nuestro caso nos encontramos con revistas especializadas donde quedamos cautivadas por las formas y nos dimos cuenta que nuestro interés por las letras podía canalizarse por ahí. También sentimos una fuerte necesidad de conectarnos con algo más artesanal, más puro, más sensible como el contacto de la pluma o del lápiz sobre el papel y poder ser las responsables de las formas que posteriormente utilizaríamos en un trabajo de diseño. Lo siguiente fue tratar de llegar a la mejor formación que pudimos, con calígrafos calificados y de amplia trayectoria. Cada una tuvo la oportunidad de estudiar con varios de los mejores calígrafos internacionales, ellos nos han dado una base sólida y conocimientos que hoy transmitimos a nuestros alumnos y volcamos en nuestros diseños.

 

Ensenianza_03

Alumnos en pleno trabajo.

 

Ensenianza_01

El pizarrón es un gran aliado en el momento de explicar.

¿Cómo llegaron al lugar donde están actualmente?
Hace doce años formamos el estudio RoballosNaab con la idea de trabajar exclusivamente con caligrafía aplicada al diseño y de disfrutar un poco más de lo que hacíamos. Hemos construído este camino con seriedad y mucho respeto hacia la profesión. Investigando constantemente y buscando formas propias, sensibles. Buscando inspiración en los que saben tomando de ellos la atención a los detalles, la limpieza de las formas, pero no copiando su estilo, su estética. Eso es algo que se va construyendo a partir de la búsqueda de cada uno, del conocimiento de las escrituras formales históricas.

Una parte muy importante de nuestro trabajo diario es la enseñanza. Es una responsabilidad muy grande a la que respondemos preparando muy intensamente los programas de los cursos -sean en nuestro estudio como en distintas universidades- generando métodos propios que nos permitan brindar al alumno todos los conocimientos posibles pero llevándolo por un camino propio y no generando clones de nosotras mismas. Estamos para ayudar a razonar, a observar, a cambiar su punto de vista y poder construir la letra desde una mirada más compleja, más abarcativa que el simple regocijo del trazo caligráfico hecho como en el Medioevo.

Es un trabajo divertido, tan específico como diversificado. “Nos especializamos en caligrafía”, solemos decir, pero son tantas las aplicaciones en tan variadas áreas que el concepto de especialización se diluye un poco. Diseñamos logos, pie de marcas, slogans, ilustraciones caligráficas para tapas de libros y de revistas, hojas de guarda, tatuajes, libros de colección para bibliófilos, etc. Desafíos de diseño pero resueltos con caligrafía.

Weyling-Logo

Logo para un edificio destinado a fiestas de alto nivel en Brooklyn, New York. 2013

Tattoo_01

“This is real”. Diseño para tatuaje.

 

¿Cómo es su día de trabajo habitual?
Trabajar juntas es muy enriquecedor, día a día. Para eso el intercambio de pensamientos, de conclusiones, de ideas es fundamental. Siempre, por supuesto, con un mate de por medio.

Charlamos mucho y de esas charlas surgen ideas que tal vez no llegamos a poner en marcha inmediatamente pero quedan en nuestras cabezas, armamos como un banco de ideas. Así hemos creado varios cursos, cambiado enfoques en la enseñanza y en la forma de plantear la caligrafía, hemos resuelto trabajos para clientes incluso sin usar el lápiz (ni la pluma). En general cada una se ocupa de un trabajo o de un curso pero el pedido de opinión es una constante. Hay muchas cosas laterales para hacer, tal vez menos glamorosas pero necesarias para que el negocio funcione, para que el cliente se sienta cuidado, para que los alumnos se sientan cómodos en los talleres.

Hay días en que escribimos sin parar desde que llegamos hasta que nos vamos y otros en que no sacamos los dedos del teclado o nos la pasamos arreglando algo para que el estudio se vea mejor y más funcional.

Laterza_Tapa_01

Ilustración caligráfica de la tapa de la edición de filosofía de la Editorial Laterza, Italia. 2008

¿Qué limitaciones encuentran a la hora de diseñar?
El tiempo. La caligrafía es un oficio muy antiguo que se llevaba a cabo bajo la luz de una vela, con una pluma de ave y tinta ferrogálica. Un manuscrito llevaba muchos años de trabajo hasta su finalización. Hoy trabajamos con casi los mismos elementos, de manera muy artesanal, en la generación de los trazos, pero los tiempos son completamente distintos. No sólo tenemos que pensar la idea sino que tenemos que tenerla lo suficientemente clara como para que eso se transmita a nuestra mano y los trazos puedan entrar en sintonía con esa idea. Para eso se necesita tiempo, tiempo mental y de ejecución. Recién después de este proceso viene la instancia digital.

Desde lo técnico no hay limitaciones en la caligrafía porque es una disciplina que da muchas posibilidades, muchas soluciones estéticas y como está tan conectada con la sensibilidad de cada uno, la limitación eventualmente, podríamos ser nosotros mismos.

HarpersBazaar

Lettering para la tapa de la revista Harper’s Bazaar, Argentina. 2014

Autopregunta (ustedes se hacen una pregunta y la responden) ¿Hacia dónde vamos?
Hace dos años cumplimos nuestra primera década en este proyecto que es RoballosNaab. Para festejarlo hicimos una muestra de nuestros trabajos en el Centro Cultural España en Buenos Revisar lo que hicimos nos puso en perspectiva. Ha cambiado mucho nuestra visión de la caligrafía en estos años. Trabajamos con una mirada fresca interrelacionando distintas disciplinas lo que la hace más rica. Los objetivos principales para la próxima década serán seguir desarrollando métodos de enseñanza que formen calígrafos individuales, con bases sólidas. Desde el diseño, seguir trabajando para que la caligrafía acompañe la evolución propia y normal del tiempo que pasa y del crecimiento de cada ser humano. La caligrafía vivirá siempre y cuando tenga una función. En eso seguiremos trabajando.

Letterpress_01

Composiciones caligráficas impresas en letterpress en la Imprenta Ideal. Piezas promocionales. 2014

¿Qué consideran que debería hacer una asociación profesional de diseñadores gráficos? ¿Qué les gustaría que hiciera por ustedes?
Principalmente difundir la disciplina dando lugar a los profesionales para que puedan mostrar sus trabajos, comunicar sus ideas y difundir lo que hacen. Como por ejemplo este artículo. Hace muchos años formamos parte del colectivo Calígrafos De la Cruz del Sur cuya función fue por sobre todas las cosas la difusión de la caligrafía y eso ha marcado un camino que ahora muchos estamos y están recorriendo.

Darle el espacio a las especialidades como la caligrafía, la tipografía, la infografía, etc. es fundamental para elevar el nivel del diseño en general. Hay muchos profesionales del diseño que se han desarrollado en disciplinas muy específicas a quienes se debería convocar para resolver problemas puntuales de diseño. Muchas veces estas especializaciones no se conocen demasiado y ese es un punto para atender.

 

María Eugenia Roballos
Nació en Buenos Aires, en 1969.

Diseñadora Gráfica graduada en la FADU, UBA, especializada en caligrafía en la Associazione Calligrafíca Italiana, Italia.

Desde el año 2003 forma parte del estudio RoballosNaab, especializado en brindar servicios de caligrafía para la comunicación visual, en aplicaciones como packaging, revistas, logotipos, películas, entre otros.

Ejerce la docencia desde 1997. Fue docente de Tipografía I, cátedra Fontana en la carrera de Diseño Gráfico, FADU, UBA y actualmente forma parte del cuerpo docente de la Maestría en Tipografía CDT de la Universidad de Buenos Aires. Dicta talleres y seminarios en su estudio, en eventos de tipografía, en distintas instituciones del país y para la ACI, en Italia.

Fue conferencista en congresos de diseño, en universidades, en la Bienal Letras Latinas 2006 y en el Istituto Europeo di Design, Milán.

Fue socia fundadora de Calígrafos de la Cruz del Sur (1997-2006) y responsable de la sección “CaliGráfica” de la revista de tipografía TpG desde 1995 hasta 2006

En 2003 y 2004 recibió el tercer premio del concurso de caligrafía “Catalunya de Cal-ligrafía Argilés y Solá”, Barcelona.

En octubre del 2013 celebró los 10 años de su estudio RoballosNaab, con la muestra retrospectiva “Caligrafía a dos voces” en el Centro Cultural España en Buenos Aires.

 

Betina Naab
Nació en Buenos Aires, en 1972.

Diseñadora Gráfica graduada en la FADU, UBA, estudió pintura y se especializó en caligrafía en la Universidad de Roehampton, Londres, Inglaterra.

Desde el año 2003 forma parte del estudio RoballosNaab, especializado en brindar servicios de caligrafía para la comunicación visual, en aplicaciones como packaging, revistas, logotipos, películas, entre otros.

Ejerce la docencia desde 2003. Fue docente de Diseño I y II de la cátedra Valdés, en la carrera de Diseño Gráfico, FADU, UBA y de Diseño I en la UAI.

Forma parte del cuerpo docente de la Maestría en Tipografía CDT de la Universidad de Buenos Aires. Es profesora titular de la materia Tipografía Experimental en UCES. Dicta talleres y seminarios en su estudio, en eventos de tipografía como la bienal de “Tipos Latinos” y en distintas instituciones del país y del exterior como Japón, Italia e Inglaterra. Participó de conferencias relacionadas con el diseño y actividades afines.

Formó parte de Calígrafos de la Cruz del Sur, el primer colectivo caligráfico de la Argentina. Sus trabajos fueron expuestos en galerías del país y del exterior y publicados en diversas ediciones tanto nacionales como internacionales. En 2004 recibió el primer premio del concurso de caligrafía ”Catalunya de Cal-ligrafía Argilés y Solá”, Barcelona.

En octubre del 2013 celebró los 10 años de su estudio RoballosNaab, con la muestra retrospectiva “Caligrafía a dos voces” en el Centro Cultural España en Buenos Aires.